***Estos somos Los Contares***

jueves, 1 de enero de 2009

"Dos manos al bolsillo" ~ Roberto Santoro

::::Tras las últimas juntadas de ensayo, mate, discusiones y proyectos del Contar con Letras, me había quedado guardado este texto que aprendí hace mucho tiempo... quería compartirlo. ¡Este es el dichoso texto que les conté con la mirada! Au revoir...::::

¿Será verdad que las brujas se comen a los chicos
que si me porto mal no voy a ir al cielo o los ratones me van a comer los pies?
Mirá que yo no estoy contento,
que en la juntura de la sangre tengo una espina
y aún hay que salir de esta ceguera
romper el aire con los besos y empezar otra vez.

Dame tu mano
tengo una flor rota
dos ojos sin descanso
dos manos al bolsillo
y empezar otra vez.

Mirá que yo no estoy contento.

Y creo algunas cosas
que habría que acostarse con un muñeco al lado
y no decir mentiras porque me puede salir una joroba.

Pero decime,
si tengo el corazón doblado un poco,
vos ¿me vas a querer igual?



4 comentarios:

Maby dijo...

Hola, gracias por pasar por mi blog, ahora agrego este a mi listado. Esta poesía es una de mis preferidas de Santoro, me parece maravillosa su escritura. Un abrazo.

Contar con Letras dijo...

Gracias maby. El contenido expresivo, gráfico y clarificador que propone Santoro, han hecho que nunca haya podido olvidar este poema. ¡Muchas gracias de nuevo por pasar!

ColorSusurro dijo...

¿Hay algo que pueda callarte los ojos mujer?
¿Que pueda por lo menos
anestesiar tu boca o tu baba?

Pensar que hasta hace dos días en el aire
tu voz flotando tenía
cuando la tertulia de los tubos se hacía presente por última vez en este ciclo
de cabellos enredados
de flores creciendo entre las manos sudadas
de silencios untados en palabras
y abrazos disfrazados
entre sábanas

de energías cósmicas
de lluvia
de párpados dilatando
la hermosura

Un Abrazo

para la poesía, el poeta, y la narradora de canto vegetal
Jesús Guzman.


De un botón, llamado
vALENTIN

...Je... dijo...

vALENTIN...
botón azul
hermoso círculo en donde se guardan las palabras más punzantes
y más etéreas
en donde la sonrisa se hace pura
y es blanca y es luz la voz
y es amor la mirada
y es verso el aire...
¿De qué manera es posible
que en la incongruencia de los días
aparezcas y te desparrames
como un violín que desteje los colores en el viento
y los recojas en el afán de mezclar los dolores y las lágrimas?
hasta convertirlos en pequeños puntos,
en pequeñas gotas de besos...
en vaivenes de poesía...

Fue estremecedor y bello encontrarte ahora...
Gracias por pasar...

Abrazo
de la narradora de canto vegetal al hermoso botón azul, vALENTIN.